Comparte este contenido

Trascendiendo a través del tiempo.


Muchas tradiciones hacen único a México en el mundo, y el gusto por el pulque, la bebida de los dioses, ha demostrado ser una de ellas.

A pesar de ser una de las bebidas mexicanas que quizá no tiene tanta fama como los destilados de agave, ya sea el tequila o el mezcal, el pulque ha sido un emblema de México desde los tiempos de la conquista y una tradición que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo hasta ahora, cuando el gusto por esta bebida empieza a darle vida a una comunidad de tradición nacional.

Seguramente muchos de los mitos que giran en torno a esta bebida sean solo eso, mitos, pero lo que sí podemos asegurar es que el regreso de esta bebida está siendo cada vez más visible en estos días, pues seguramente muchos de nosotros hemos sabido de los curados de pulque, ya sea que encontremos desde los sabores clásicos de fresa, chocolate, piña o guayaba, hasta los de jítomate, avena, entre otros. Todos los anteriores deliciosos y por demás nutritivos en algunos casos.

Posiblemente su reciente fama se deba a muchas de las personas que gustan de probar esta bebida y que se han dado a la tarea de darle más vida a esta tradición; al darle propaganda y promoción a los diferentes sabores que hoy en día pueden encontrarse en algunas de las principales pulquerías de la ciudad, sin embargo, todavía falta mucho camino por recorrer y los amantes del pulque lo saben aunque es cuestión de tiempo para que la gente empiece a dar su opinión sobre la revaloración del pulque.

A diferencia del proceso de obtención de los destilados, el pulque tiene un periodo más corto de vida por lo que su distribución a nivel global es demasiado complicada y costosa, razón por la cual quizás no figure entre las más populares a nivel global aunque no todo puede ser tan malo ya que esto puede ser una razón para atraer la atención de los turistas, quienes emocionados, acudirán a las pulquerías del centro de la ciudad de México con la esperanza de probar esta deliciosa bebida que, en tiempos anteriores a la conquista, era sinónimo de algo sagrado y religioso.

Estamos conscientes de que las tradiciones que hacen único a México no deberían quedar en el olvido, al contrario, deberían permanecer y seguir dando esa imagen de misticismo y tradición a toda persona que mire de cerca las costumbres y tradiciones de los mexicanos.

Se parte de la comunidad de eventos.

¿Qué piensas? Comparte tu comentario a la comunidad.