Comparte este contenido

Rompiendo barreras físicas.


La transición del modelo de celebración de  eventos, contrario a lo que se estimaba, no pretende recaer en un esquema totalmente en línea.

Muchos han sido los rumores sobre lo que iba a suceder con los eventos a partir de esta nueva normalidad, y aunque los eventos en línea parecían ser una excelente opción, el contacto físico y la experiencia de vivir un momento único entre personas con gustos afines no puede olvidarse así de simple.

Sin duda alguna las reglas para la realización de eventos han cambiado y ahora las grandes aglomeraciones de personas no podrán seguir siendo tan frecuentes, no obstante, el modelo que de ahora en adelante podrá verse es el de un esquema híbrido en el que, tanto física como virtualmente, los eventos lograrán celebrarse y llegar todavía más a un público que exige participación en el mismo.

En este nuevo modelo híbrido se romperán las barreras físicas de audiencia, pues al no limitarse solamente a un esquema físico, y al mudar el evento a una transmisión de streaming, el número de personas que podrán asistir a dichas celebraciones puede ser de nivel mundial.

Si bien aún no es clara la situación a futuro sobre la vida que llegaremos a vivir, tampoco es cierto que esta nueva propuesta de eventos llegue para quedarse, sin embargo, se plantea este escenario debido a que las personas no podrán dejar de convivir e interaccionar físicamente y aunque se abren nuevos canales de comunicación virtual, el hecho de estar viviendo presencialmente un evento no podrá dejar de ser un momento épico e inolvidable.

Muchos son los retos que el COVID-19 ha traído consigo, sin embargo, la inventiva y la adaptabilidad de las personas será clave para afrontarlos y poder asumir una actitud más positiva ante un panorama tan incierto como lo es el de la nueva normalidad.

Se parte de la comunidad de eventos.

¿Qué piensas? Comparte tu comentario a la comunidad.